13 cosas buenas (y no tan buenas) de regresar al cole

13 cosas buenas (y no tan buenas) de regresar al cole

Publicado el

El cole acaba de iniciar nuevamente. La rutina de las vacaciones cambia por un horario más apretado y menos tiempo libre. El regresar a las aulas tiene sus cosas buenas y obviamente algunas otras que no lo son tanto. ¿Qué te parece si revisamos algunas?

Ver a tus amigos nuevamente: ¡Los extrañas! Tienes que aceptarlo. Y sí, incluso al compañero que no para de molestarte todos los días. Si hay algo bueno en el regreso al cole es el reencontrarte con tus amigos.

Aprender un poco más: Si la idea de estudiar no se te hace tan divertida, es curioso cómo todo el conocimiento que vas adquiriendo a través de los años de alguna manera te sirve. Toma cada año lectivo como una oportunidad de aprender un poco más, si realmente lo piensas, se siente genial.

Comer en el bar: El bar del cole es un templo de la satisfacción. Comer rico y sano es posible y dejar de lado los excesos de las vacaciones no te hará daño. De hecho, es una de las mejores cosas de las que disfrutarás en tu regreso al cole.

Hacer deporte: Si con sinceridad piensas en tus actividades de las vacaciones te darás cuenta que muchas horas las pasaste en frente del play o de la compu. Cuando retornes al colegio esto se terminó, las actividades son más activas y esto te beneficiará en cuerpo y mente. ¡Disfrútalo!

Dormirse en el bus: Hay una gran diferencia entre dormir hasta las 10 de la mañana en vacaciones y despertarte a las 6 para irte al cole. Extrañamente esos minutos que logras dormirte en el bus son más reparadores que todas las ocho horas que acabas de descansar. El bus tiene un no sé qué que lo convierte en la mejor cama del mundo.

Los videos en clase: ¿Recuerdas esa satisfacción en tu corazón cuando el profe entró al aula y dijo: “hoy vamos a ver una película”? ¡Oh sí! Las pelis en clase son las mejores terapias de relajación, solo no te olvides de poner atención y tomar nota.

Ir al baño entre amigos: ¿Profe puedo ir al baño? Tú sabes que no hay mejor momento íntimo entre amigos que frente al espejo del baño. Chismes, comentarios, risas, y más; todo eso solo puede suceder en ese preciso lugar.

¿Y qué pasa con las cosas no tan buenas? También hay algunas:

Los nervios del primer día: Ya sea porque es tu primer día en un nuevo colegio o porque te vas a encontrar con el chico(a) que te gusta, los nervios del primer día son de infarto.

Madrugar: Es que no hay mucho que explicar. Desde este precioso momento tendrás que levantarte a las seis de la mañana o más temprano. ¡¿Por qué?!

El uniforme “de parada”: Entiendo que a muchas personas les pueda gustar el uniforme de los lunes, pero si lo comparas con el de “educación física” no tiene como ganar. Simplemente es incomodo y difícil de soportar por todo un día.

La foto para el carné estudiantil: Es que no importa mucho si sales súper bien en las fotos o no, una foto de carné siempre será una foto de carné. Más o menos como la de la cédula.

Las mochilas pesadas: ¿Se siente bien llevar el algebra y todos esos librotes que los profes pidieron? No. Simplemente no.

Las pruebas sorpresa: Siempre hay un profe que se levanta con el pie izquierdo y se le ocurre que una buena manera de medir el progreso de los estudiantes es a través de una prueba sorpresa. ¿Adivine qué profe? Me acaba de arruinar el día.

De seguro se te ocurren más cosas buenas y no tan buenas del regreso al cole. Compártelas con todos en los comentarios.

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>